Reflexión Antillana

Como ya he hecho alguna vez, reproduzco acá un comentario que he hecho en otro blog (en este caso La Habana a todo color, de Antillana del Mar) y que creo merece la pena repetirlo acá... (nobleza obliga mencionar a Yvette, a quien agradezco el impulso que inconsiente me ha dado para esto). Quisiera aclarar que en lo absoluto creo que mis escritos, reflexiones o desvaríos (aplique el lector el sustantivo que crea más justo, o no, según el caso) tengan algún valor que exceda lo íntimo testimonial o casi boceto de pensamiento inconcluso, pero igual ahí va, mi comentario en respuesta a la entrada Ser o no ser.

Alinearse es ajustarse a una línea de pensamiento, y defenderla a toda costa... defenderla en la práctica donde sucede, que al alinearse, uno suele tener el "deber" de defender lo indefendible, inventándose excusas, y de acusar lo intachable, inventándose pretextos... esa es la política, muchas veces arte de la simulación, la manipulación y el engaño.

Esto es la vida real, no la utopía de Smith, ni la Utopía de Marx. Los hombres que llevan a cabo estas utopías son corruptibles... y lo corruptible por lo general, tarde o temprano se corrompe...

Fe en la Humanidad? Poca... al menos de mi parte...

Por otro lado, nosotros, el electorado volátil, no militante, no somos ni suizos, ni pH 7, ni ese gris mitad luz, mitad sombra que querríamos.

Es imposible no tomar partido, sólo que nuestra posición dependerá de la ubicación de los otros... que nos verán más para allá, o más para acá... Es imposible incluso estar por encima de eso, o afuera...

Es probable que el tiempo clarifique las cosas, pero yo soy más pesimista, creo que el tiempo nos gana por cansancio y las cosas no son claras, sino es nuestra pupila la que se dilata, se adapta al nuevo escenario y vemos ciertos brillos que antes era imposible captarlos. Pero te recuerdo, que con la pupila dilatada, es imposible definir los objetos a cierta distancia; eso sin contar que si prenden la luz de golpe, nos quedaremos encandilados un buen rato... A todo esto dirás (para seguir con las metáfora oftalmológica) que entonces será mejor cerrar los ojos, y si, sería lo perfecto, pero no sería práctico, podés tropezar y caer sin darte cuenta...

Que decirte Antillana, que no sepas ya? Si ese es nuestro "error" quizás, saber más de la cuenta...y no saber nada al mismo tiempo.

Somos dos, somos muchos...

6 comentarios:

Yvette dijo...

Gracias Amigo!
Es bueno siempre leerte, de verdad.
Ojala nunca pierdas el impulso.
La Habana nos mantiene unidos, a pesar de todo.
Un abrazo,
Yve.

YOYINA dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Omar Rodríguez dijo...

Repitiéndome aqui tambien lo que dije en donde "antillana"... Yo cuando pienso en estas cosas, y por más que me esfuerzo vuelven una y otra vez; me acuerdo del Hay-ku aquel de:

Para tí que te vas
para mí que me quedo
dos otoños.

Y para seguir tomando cosas prestadas y tergiversadas seguramente, creo que lo que nos describe a los que "nos fuimos" es el guru de cierto cuentecito/fabula que contaba que un joven científico (el que esta alla), comentaba en presencia de un guru, de los logros de la ciencia moderna.

«Podeis volar como los pájaros», decía. «Podemos hacer cuanto hacen los pájaros!»

«Excepto descansar en un alambre de espino», dijo el guru.

Anónimo dijo...

Hola Waxaxo.
Leo desde hace algun tiempo tu blog y me gusta mucho como escribes, lo que echo de menos es que lo hagas mas a menudo.
Hay algún e.mail al que se pueda escribir?

Ivis dijo...

Hola, me gustó mucho esta reflexión, menos mal que existe gente lúcida en este mundo que es consciente de lo poco que sabemos y de lo limitadode nuestras posibilidades, no obstante se hacen cosas.
Saludos.

la nada dijo...

yo no entiendo de que hablan?