Angustia

En estos días me ha tocado trabajar en horarios disímiles. Es una situación muy particular, ya que estamos ensayando un nuevo producto (nuestro) en un sector de una línea de producción continua (del cliente); y demanda nuestra presencia las 24 hs. Hace dos noches que me toca el turno de madrugada, de 00:00 a 08:00 hs, y la primera madrugada entre los controles y los problemas propios de la línea no tuve tiempo para nada.

Sin embargo, la otra noche, a la madrugada pude salir unos 20 minutos; a tomar aire y liberarme un poco del ruido de las máquinas. Sentado en un banco, eran cerca de las 05:00 hs y amagaba con amanecer... y caí en cuenta que en mis tiempos de madrugador incorregible... aproximadamente a esa hora, era inevitable sentir una angustia abrasiva y momentánea... casi siempre seguida de alguna que otra lágrima cobarde. En estos cuatro años, varias veces he madrugado y he visto amanecer yendo al trabajo o en alguna que otra circunstancia, pero nunca más he contado con la conciencia del que trasnocha y nunca más había sentido esa angustia lacerante.

Anoche, creo que he entendido ciertas cosas. Pero sobre todo, que la angustia no se ha ido, que sigue ahí, peligrosamente solapada; esperando poder trasnochar de nuevo a la entrada del puerto de La Habana, con el viento, el muro y la sal; esa sal del mar y de mis lágrimas. Anoche también he comprendido que definitivamente, el agua aun me rodea por todas partes; como un cáncer.

10 comentarios:

Zenda dijo...

Waxaxo:

Tu post me recuerda a Willy Chirino con aquello de: “Paso lo que tenia que pasar; de mi nueva ciudad tome su abrigo; pues la resignacion es fiel amigo; del hombre cuando tiene que emigrar”.

La verdad, yo creo que la nostalgia no se va nunca. Uno se acostumbra a la nueva vida, que por lo general no es solo nueva sino tambien buena; y la nostalgia se esconde, parece que se fue. Y entonces cualquier dia, cuando menos te lo esperas, regresa y te golpea.

elcorsarionegro dijo...

La angustia solapada, la nostalgia que creemos hemos superado y enterrado........son muy duros estos amaneceres en que esperamos al cielo azul sabiendo que amanece tambien en nuestro solar y no estamos alli para verlo.

Ligia Elena dijo...

Oye señores estamos de acuerdisimo, a todos se nos posa el gorrion y hay que vacilarlo un poco sin deajrlo apoderarse. Siempre que me pasa eso me pongo a recordar situaciones similares pero de sentimiento positivo! El malecon, si, pero cuando estabamos tocando guitarra o tomandonos una botella de ron. Regreso a la cara de mis amigos, a alguna mano suelta que haya habido por ahi. El amanecer, si, haciendo la cola del Karl Marx pa' comprar las entradas del concierto de Fito! Y asi dandose cuerda una misma, porque hay que guardar la felicidad intacta pa' cuando regresemos, como dijo Zenda y Willy Chirino, ya viene llegando, aunque tambien Frank Delgado dijo, Cuidado con tu optimismo!!!
Arriba corazones! Mucha energia positiva desde aqui!

Magia dijo...

Waxaxo, sírveme la copa rota que me encanta venir a la barra de tu bar a disfrutar la nostalgia...

Un beso, mucha suerte y más magia...

Zenda dijo...

Ligia, yo siempre tengo el pensamiento positivo de guardia. Hoy me siento el tipo mas feliz del mundo y trato siempre de recordar las cosas buenas de Cuba, sobre todo la familia y amigos y los momentos compartidos.

Lo que pasa es que como a Waxaxo a veces te da el bichito de la nostalgia, por la misma familia y amigos, y se lo que es eso.

De las canciones, creo que Frank Delgado esta mas claro que Willy Chirino (por desgracia).

Por cierto Frank Delgado vino hace poco a Toronto con un show de Carlos Otero. Yo fui embullado a oirlo, pero el canto dos o tres canciones nada mas y la gente me parece que no le hizo mucho caso.

elyoyin dijo...

agua por todas partes, ese será el titulo de
http://elyoyin.blogspot.com/2007/01/cuento-basado-en-un-sueo.html#links

Omar Rodríguez dijo...

Y a mi sólo me viene a la mente cierta noche, hace un mes, donde sólo se oía aquello de "...en el borde del camino hay una silla..." y las olas del meditérraneo. ¿te acuerdas Antípova?

Magia dijo...

Waxaxo te invito a que participes en un proyecto que hemos emprendido aalgunos bloggeros cubanos: http://cuba21.blogspot.com/

Un beso y espero te animes...

Cronopio Urbano dijo...

Cortazar dijo una vez que la nostalgia era el idioma de los sentimientos. Me ancanta esa frase

Oda dijo...

A veces hay que despertarse y repetirse que estamos vivos y que todo lo demas es geografia; si le dejas espacio a la nostalgia eres out por regla. Yo añoraba el mar y las palmas, luego me di cuenta que tambien los piropos; pero de todo eso habia en mis recuerdos. Un dia vuelves a oler ese mar (que no cualquier otro aunque las aguas se comuniquen entre si) y te das cuenta que no te defrauda, que le echas de menos porque es tu mar. Pero ánimo, que el camino se hace andando. Un abrazo.